2011-01-29

Cuando una persona derrota a una multinacional



Geohot es conocido por desarrollar el jailbreak de iphone y ipod, pero no contento con eso, decidió ir más allá.
Un día, Geo se compró una PS3, como muchos de nosotros, entre otras cosas, por el modo OtherOS, que permitía la instalación de un Linux en la PS3 (aunque muy capado por todos los lados) que podía convertir perfectamente la PS3 en un completo ordenador de salón.
Geo se enfadó con la PS3 porque el OtherOS estaba muy capado por todos los lados y había muchas cosas que no dejaba hacer, por tanto, empezó a crear un exploit con el que ir consiguiendo permisos para poder tener un sistema decente, no un sistema capado por todos los lados.
Cuando Sony se enteró de esto, puso manos a la obra... en vez de decidir dar más permisos a los usuarios con OtherOS para poder tener un linux decente, optó por una mejor idea: Quitar el OtherOS. ¿Qué pasa con toda la gente que decidió la PS3 a la Xbox360 por la posibilidad de instalar un segundo Sistema Operativo? Que esta gente son más de la que mucha gente cree. Según Sony, tenían derecho a eliminar cualquier funcionalidad, ya que "cuando compras una PS3, en realidad estas comprando una licencia para usar el hardware de la PS3, en ningún momento estas comprando un software, por lo que tenemos el derecho de modificar este software a nuestro antojo"
Entonces... ¿Qué ha pasado? que se han metido con quien no debían, y poco tiempo después, se ha desarrollado un exploit que no necesita ni linux ni nada para ejecutarse, simplemente un puerto USB que sobrecargaba la consola para entre en modo desarrollador y desde aquí, ya tener control sobre todo el sistema, tal como se quería conseguir en Linux...
Geohot, aun sin estar a gusto consigo mismo, decidió ir más allá, e investigando más el firmware se encontró con una grata sorpresa de parte de Sony... una función que creaba un numero aleatorio para su software, pero que a la hora de retornar la variable retornaba una constante (si, típico fallo de, por no faltar al respeto, aficionados)
¿Qué significa todo esto? Aparte de que los programadores de PS3 son unos inútiles, que con la clave hallada podemos firmar cualquier aplicación y hacer que la PS3 la detecte como original, creada por Sony...
Todo esto ha derivado en multitud de software para ejecutar software ilícito, cosa que por desgracia, usa mucha gente, pero para los que vamos más allá, nos ha abierto una puerta al homebrew y, más importante, Geo consiguió lo que quería: Un OtherOS con el 100% de privilegios, un linux en condiciones...
Ahora, ¿Que hace Sony? Como sus programadores son unos inútiles, no les ha quedado otra que demandar a Geo, obligándole por orden judicial a facilitar todos los datos, toda la información y todo el software utilizado para hackear la consola, ya que, como ellos no tienen ni idea, esperan que viendo la forma de descubrir las claves, puedan hacer algo inverso para recuperarse de este error, cosa que, desde mi punto de vista, no van a conseguir...
De todas formas, Geo, tienes el apoyo de incontables personas, que están contigo, no dejes que una panda de incompetentes te depriman, que hagan su trabajo en condiciones en vez de vendernos una chapuza por un precio descarado, del cual, encima, nos quitan opciones.
Y vosotros os preguntareis, ¿y ruvelro que nos quiere decir con todo este rollo? pues es simplemente toda la historia de cómo, el sistema infranqueable que era la PS3 se ha convertido en nada, es una historia de un chaval, que él solo ha hecho perder millones de dólares a una multinacional, y que ha conseguido dejarla en pañales... es lo que pasa cuando las empresas se ríen de 80 millones de consumidores... que siempre habrá uno de esos 80 millones que será capaz de hacer mucho daño si se ríen de él.