2011-01-26

El mundo al Revés

Desde que empecé a publicar el blog he estado escribiendo sobre lo malos que son algunos y lo buenos que son otros. Ese maniqueísmo ha llevado a que algunos compañeros me critiquen y acusen de tendencioso.
Escribo este post para demostrar a todo el mundo que soy perfectamente objetivo al analizar las noticias y sucesos tecnológicos.
En este post redentor, voy a empezar por microsoft. Empresa que odio profundamente desde que lanzaron windows vista. A microsoft le debo gran parte de lo que soy. Si no hubieran hecho un software de tan baja calidad, yo nunca hubiera probado Linux y no me habría enamorado del open source. Siempre me fijo en lo malo que hace microsoft, en parte porque hacen muchísimas cosas mal pero también han hecho alguna bien (en 25 años es imposible no hacer algo bien).

  • La saga Age of Emparies. Son videojuegos que me encantan y que son muy propios para PC. Parece que microsoft quiere resucitar esta saga con un nuevo capítulo egipcio online.
  • El botón derecho. Microsoft no inventó el click derecho pero sí lo popularizó y he de reconocer que no puedo vivir sin él. Es una de esas pequeñas cosas en las que nunca te fijas hasta que las quitan y luego las echas de menos y protestas (como cuando Marck Shuttleworth rehubicó los botones al lado izquierdo del menú en Ubuntu 10.04)
  • El ratón de gaming SideWinder. Es un auténtico cañón, uno de los mejores ratones de gaming del mercado, todavía hoy.
Para seguir con este post lunático voy a meterme un poco con Apple. Todos sabéis que idolatro los productos de Apple a más no poder y me encantan pero no significa que no pueda reconocer un par de elementos que distorsionan mi opinión sobre Apple.


  • Son incluso más cerrados que microsoft. Lo que no se puede hacer (sí, es ilegal porque incumple el contrato de licencia BSD) es crear un sistema operativo (Mac OSX) a partir del kernel de FreeBSD y luego olvidar que este era open source y eso significa que todas las modificaciones hechas en el código tienen que publicarse bajo la misma licencia. En lugar de liberar el código del kernel de OSX (XNU) lo hacen tan cerrado que ni siquiera se puede instalar en PCs a menos que utilices un engorroso iBoot hackeado.
  • Los iPod/iPhone... vienen encriptados de tal forma que es imposible aceder a los datos internos. Eso no es tan malo (todos lo hacen) como que no puedas sincronizar esos dispositivos con otro software que no sea itunes. Después de un tiempo se logran formas de sincronizar la música gracias a librerías como las libidevicemobile, mantenidas por Markan y se pueden jailbreakear pero en origen no se puede. A día de hoy yo no puedo sincronizar mi iPod touch 4 con ningún reproductor de Linux y he tenido que instalar windows solo para itunes. Patético.
  • Apple hace trampas. Ponen una resistencia escondida en los cargadores de iPod para que no puedas comprar genéricos. Si no le pagan a Apple, no sirven. Además, Apple se comprometió (la verdad es que le obligó la UE un poco) a producir sus nuevos iPhones con puerto mini USB. Eso fue hace más de dos años y todavía siguen con ese ridícula conexión de 30 pines que encarece los productos, los cables y los cargadores pero que da cuantiosos beneficios a Apple por tener la patente.
Una crítica como esta no estaría completa sin hablar de Google. Yo tengo veneno para todos.

  • Son unos cobardes. No se atreven a introducir Google Voice en otros países. No sé qué excusa pondrán pero la realidad es que no lo hacen porque las compañías telefónicas se los comerían y Google no tiene el valor suficiente para enfrentarse al oligopolio de las telecmunicaciones.
  • No me dan un Cr-48 y lo que es más sangrante, ni siquera me lo quieren vender.
  • El Nexus S es una birria, como ya he comentado en ocasiones (la versión en blanco es horrible) y no hace justicia a su predecesor del que hereda el nombre sin merecerlo.
  • Lo que más me molesta de Google es su tremenda hipocresía con Linux. Por un lado prohibe a sus empleados utilizar windows porque su nivel de seguridad es pésimo y por otro lado, todo el software que produce Google es para windows pero no todo es para Linux. Todavía recuerdo cuando emulaba de forma chapucera Chromium en Ubuntu porque no habían acabado la versión de Linux (ni la de Mac), hasta hace poco, el plugin necesario para abrir un chat de voz y video en Linux no existía. Lo último es Cloud Print, el servicio de impresión en la nube que todavía no es compatible con Linux. Hasta cuándo este favoritismo por complacer a un público que en gran parte no va a saber apreciar las maravillas informáticas de Google? Google solo se acuerda de Linux cuando le viene bien (Android y Chrome OS) pero a la hora de complacer a los usuarios se aprecia una diferencia sustancial.