7 de abr. de 2012

La venganza de los servidores

Me consideraba un experto en prácticamente todos los asuntos frikis pero ayer, mi colega ruvelro me demostró que estaba muy lejos de ser un verdadero gurú de la informática.

Todo empezó cuando comentamos mi anterior post sobre windows 8 server. A él le había encantado pero me comentó que no había tenido en cuenta el precio. Yo he usado, lamentablemente, windows 2008 server RC2 pero nunca había comprado, ni tan siquiera me había interesado en el precio de una licencia de windows server porque independientemente del precio que tuviera, cualquier distro de Linux para servidor le da mil vueltas.

Quizás, por la influencia de las versiones para desktop, pensé que la versión más alta de windows server (enterprise) tendría un coste de unos 450€ (que ya es una barbaridad) pero como ruvelro me hizo saber, me alejaba muchísismo de la realidad. El precio de la licencia para esa versión es de 3919$ que además limita los clientes a 25 y si quieres más, los pagas aparte.
Pero es que la versión más barata, la standard (para 5 clientes) cuesta 1029$. 

Después de un par de arcadas sofocadas, se me ocurrió que esta aberración de la informática nos tenía que servir de algo. Para aprender lo que supone un sobrecoste sin sentido de 1029$, se me ha ocurrido montar dos servidores. El primero lo va a comprar un empresario que no tiene ni idea de informática para administrar los servicios de su pyme. El segundo, lo compraré yo (metafóricamente hablando) y podremos comparar las características y precios de ambos equipos para acabar demostrando que windows server es un lastre que todos los servidores se deberían arrancar con si fuera una pústula.

Lo lógico es que si un empresario no tiene ni idea de servidores, se lo compre a algún comercial avispado. Como considero que el Proliant es el estándar de la industria, vamos a elegir uno de esa gama. Hay que comprar el más barato, que para gastar ya tenemos el windows server. El HP ProLiant ML110 G7 es el modelo más bajo de HP. Cuenta con un i3 dual core a 3.3Ghz (para mí si no lleva un Xeon no es un servidor pero le vamos a dejar porque si no el pobre empresario se arruina), 2GB de Ram y 250GB de disco duro. Todo ello por unos humildes 539$ que si los sumamos a los 1029$ de la licencia de windows server, nos da un total de 1568$.

Este valor, lo tomaré como límite superior a la hora de construir mi servidor. Por supuesto, voy a comprar todas las piezas por separado para ensamblarlas y terminar con la instalación de Ubuntu server que como es gratis, ya le llevo 1029$ de ventaja.
Después de una búsqueda muy superficial ya he elegido las piezas:
  • Dos HDDs caviar green de 1TB en RAID 10.
  • (para aprovechar el triple channel) 6x4GB de Ram de Kingston con ECC (específico para servidores).
  •  2 (sí, sí, vamos a tirar la casa por la ventana con un dual socket) Xeon E5620, cada uno con 8 núcleos virtuales.
  • Para poder alojar dos procesadores, necesitamos una placa base bestial. Nos quedamos con la ASUS Z8NA-D6C que como tiene formato ATX, podemos meter en una preciosa caja NZXT source 220 mesh.
  • Como he conseguido que este servidor solo consuma 275W, le vamos a poner una fuente de alimentación como la que tiene mi estación de trabajo, una Tacens RadixV de 450W. 
  • La gráfica más barata que he encontrado es la geforce 210 que será más que suficiente para visualizar un terminal en 800x600 con 256 colores sin X.
Si mis cálculos son correctos, este segundo servidor saldría por 1565$. 3$ más barato que el cutrísimo servidor preconfigurado con windows server! Cualquiera que compare las piezas y la potencia de ambos servidores verá que mi opción está años luz por delante pero ya se sabe, windows server tiene un precio que afecta negativamente al rendimiento del servidor. 

Mi recomendación es clara, Ubuntu server y a disfrutar de un servidor dual socket.